lunes, 7 de julio de 2014

El Padre Macario Yepez

El Padre Macario Yepez

Sacerdote, escritor, educador y político, nació en El Tocuyo el año 1798 según libro  "Crónicas de la ciudad madre"  del insigne cronista Dr. Carlos Bujanda Yepez, sus padres Francisco de Paula Yépez, Tocuyano y María Josefa Tovar, quiboreña,  el 23 de Abril  de 1799 es bautizado en la ciudad de Barquisiemto ..de hay la confucion que nació en esta ciudad, pero no; el es tocuyano.

Cursó estudios de Latinidad y Gramática en la escuela de Latinidad fundada por el presbítero Manuel Yépez en la ciudad de El Tocuyo; en 1819 ingresó al Seminario Tridentino de Caracas y simultáneamente a la Universidad, donde obtuvo el titulo de bachiller en Filosofía en 1882; dos años más tarde, se graduó de maestro en Filosofía y culminó sus estudios sacerdotales, el 10 de octubre de 1824 en el Monasterio de Santa Clara. Políticamente se identificó con los conservadores, y ejerció diferentes cargos como el de miembro del Congreso Nacional en 1841 y 1844; Vicepresidente de la Cámara de Representantes entre 1842 y 1843; Senador Principal por Barquisimeto en 1846; además presidió la Junta Regional para Repatriar los restos de El Libertador. En 1849 resultó electo Vicepresidente de la Asociación de Conservadores de Barquisimeto, figurando como fundador y redactor de El Correo de Occidente, órgano informativo de esa sociedad. En el año 1854, se vio involucrado en el asesinato del Gobernador de la Provincia, Martín Maria Aguinalde, junto a otras personalidades destacadas de la ciudad de Barquisimeto, tales como el Dr. Rudesindo Freitez, Juan de Dios Ponte, Ramón Perera, Andrés Alvizu, Antonio María Pineda y los presbítero José Mará Raldiriz y Bacilio Roque, entre otros; detenido y trasladado a Caracas, más tarde fue liberado. Se le cita como un excelente orador especialmente en sus intervenciones como parlamentario y defensor de la causa conservadora. Pero sin dudad alguna, que el hecho que marcó su vida y lo perpetua en la historia de la patria, es la actitud asumida en el año 1856, cuando una terrible epidemia de cólera azotada a la población barquisimetana y ante la presencia de la imagen sagrada de la Divina Pastora, trasladada desde el pueblo de Santa Rosa a la ciudad, ofrece su vida a cambio de que la epidemia se detuviera. Sucedió que enfermó de cólera, la cual degeneró en Tifus, muriendo el 16 de junio de 1856, siendo sus restos depositados en el Cementerio San Juan. En su memoria se construyó una plaza frente a la sede actual del Rectorado de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, y cada catorce de enero, cuando nos visita la venerada imagende la Virgen Divina Pastora, se recuerda también el sacrificio del sacerdote.

Fue Presbítero Maestro. Sacerdote de heroicas virtudes y de gran sabiduría e ilustre escritor. Reconstruyó el templo de la Inmaculada Concepción de Barquisimeto destruído por el terremoto de 1812. 
El Padre Yépez levantó información en El Tocuyo en 1819 sobre su conducta y limpieza de sangre, en razón de que aspiraba a una beca de estudios en el Real Colegio Seminario Tridentino de Caracas.
 Pidió entonces que se le reconociese, como lo hubo de ser después de oídos los testigos, el haberse mantenido "con el honor, decencia y honestidad correspondiente, observando una conducta arreglada y únicamente ocupado en los estudios" que cursaba en El Tocuyo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario